10 lugares de la Costa Asturiana (de este a oeste)

Lo confieso, hasta hace 10 días, la imagen que siempre me venía a la cabeza cuando alguien me decía “Asturias” siempre había sido la de un prado verde, con vacas y cabras paciendo y montañas muy altas al fondo. Pues bien, esta última semana he podido comprobar que en Asturias hay mucho más que eso. Que sí, que hay mucho verde, por todas partes, incluso a pocos metros de la costa, pero también existen el negro y el gris de los acantilados, el marrón de la arena, el azul del mar y el cielo… y una gran paleta de colores que combinan muy bien si uno se deja llevar y sorprender.
Ésta es una propuesta de ruta por el litoral asturiano, sin tener en cuenta que muchas veces las montañas del prelitoral y de la gran cordillera cantábrica están muy (pero que muy) cerca de la costa. Es por eso que en una escapada a Asturias uno puede pasar en un día, del nivel cero a los más de 2000 metros que mide alguno de los picos de los Picos de Europa. 
De momento, para no complicar las cosas, os dejo con diez de los lugares, que a mi parecer, no os podéis perder de la costa asturiana, y luego ya hablaremos del interior…

Primera parada: Llanes

En la costa oriental de Asturias, Llanes es una villa de origen medieval, en la que hay que dejarse perder por el casco histórico para descubrir varios de sus palacios renacentistas y barrocos, así como algunas casonas de indianos.

Muy recomendable es también acercarse a línea de costa para darse un paseo por el litoral y disfrutar, no sólo de su puerto, donde podemos ver los cubos de la memoria, sino también del paseo a lo largo de sus acantilados.

Llanes

Llanes

A la espera de la marea alta: la Playa de Gulpiyuri

Esta playa es una playa a ratos. Me explico, la playa de Gulpiyuri queda en el interior y no el la costa propiamente, ya que se sitúa a unos 100 metros de ella y está conectada al mar Cantábrico gracias a unos túneles naturales por donde entra y sale el agua según las mareas.
Gulpiyuri en proceso de pleamar

Gulpiyuri

Para ello, es recomendable consultar el horario de las mareas, ya que cuando la marea es baja, sólo hay arena y no tiene el encanto que tiene cuando hay pleamar. Para llegar hasta Gulpiyuri, hay que ir andando una media hora desde la Playa de San Antolín o, si se quiere ir más rápido, tomar la salida de Naves / Villahormes / Hontoria de la autopista y seguir el camino asfaltado de la derecha que lleva hasta un camino de tierra de 200 metros, que entre prados llega hasta la playa.

A la caza del agua del mar: los Bufones de Pría

Si tomamos la antigua carretera de Llanes a Ribadesella, a la altura de Villanueva de Pría, se llega a uno de los espectáculos naturales más sorprendentes que nos puede ofrecer la costa asturiana.

Bufones de Pría

Bufones de Pría

A lo largo de más de 5 kilómetros, encontramos una de las mayores concentraciones de bufones del mundo. Los bufones son orificios en los acantilados que comunican con el mar y expulsan su agua de forma pulverizada formando grandes y medianas chimeneas de ésta.
Dos de los Bufones en plena actividad

Bufones de Pría

La mejor época para disfrutar de este fenómeno es durante los meses de otoño e invierno y los días de mala mar, ya que es cuando el agua del mar llega con más fuerza a la costa y se cuela con más ímpetu por los agujeros de los acantilados.

Asimismo, también es recomendable ir cuando la marea está más alta. Podéis hacer una ruta a pie de 4-5 horas de dificultad media para verlos todos.

Viaje a miles (y otros miles) de años atrás: Ribadesella

En la orilla del río Sella, como su nombre indica, su casco histórico, declarado BIC, está lleno de palacios y casonas de los siglos XVI y XVII. Además, también es recomendable pasearse por el puerto.

Pero lo que realmente hace especial a Ribadesella es la existencia de una de las cuevas con arte rupestre de finales del Paleolítico más importantes de la zona, declaradas Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO, la cueva de Tito Bustillo, con pinturas de hasta 30.000 años de antigüedad.

Cueva de Tito Bustillo

Cueva del Tito Bustillo

Se puede visitar el Centro de Tito Bustillo y la Cuevona de Ardines (cueva de interés geológico) durante todo el año. No obstante, para poder ver la Cueva de Tito Bustillo, hay que hacer reserva con antelación y las visitas se suelen hacer sólo durante las épocas de mayor afluencia turística, desde Semana Santa hasta el Puente de Noviembre aproximadamente.
 

Buscando huellas: la Playa de la Griega

Situada en el municipio de Colunga, en la Playa de la Griega podemos encontrar una de las playas más extensas y bonitas de Asturias, pero también restos de huellas de dinosaurios, huellas que se pueden encontrar por toda la costa asturiana, pero que a veces no son fácilmente accesibles como las que encontramos aquí. En el mismo municipio, se puede visitar el Museo Jurásico de Asturias.

La Griega

Playa de la Griega

Huellas en la Playa de la Griega

Huellas en la Playa de la Griega

Sol, prado, mar y luces: el Faro de Lluces

Saliendo de Llastres, a mano derecha, encontramos el pequeño núcleo rural de Lluces, que tiene uno de los faros más interesantes de la zona, al estar rodeado de praderas y altos acantilados. Desde aquí también se puede acceder a huellas de dinosaurios, pero su acceso es más complicado y difícil que en el caso de la Playa de la Griega. Se recomienda utilizar el faro y su entorno natural para realizar fotografías y disfrutar de un día de sol radiante.

Desde el Faro de Lluces

Lluces

Faro de Lluces, pradera y mar en el fondo

Lluces

Escancillando en Villaviciosa

El núcleo de Villaviciosa se extiende a lo largo de la ría, que lleva el mismo nombre y de unos ocho kilómetros hasta el mar, al oeste de la playa de Rodiles. La marisma que se forma en esta zona es una de las que acogen más especies animales y vegetales. Por su gran valor ambiental, ha sido declarada Zona Especial de Protección de Aves y Reserva Natural Parcial.

Por lo que se refiere a patrimonio arquitectónico, el núcleo goza de diferentes elementos de interés turístico, pero si Villaviciosa está en esta lista es por ser uno de los puntos de la Comarca de la Sidra, con más concentración de bodegas de esta tan típica y extendida bebida asturiana.

Manzanas listas para mayar

Manzanas listas para mayar

Aquí encontramos, por ejemplo, la fábrica de la Sidra el Gaitero, que ofrece visitas guiadas con degustación gratuitas durante todo el año. En el recinto se pueden ver, tanto las bodegas como las oficinas originales de la fábrica, de 1890.

Subiendo colinas: Cudillero

Cudillero es uno de los pueblos más pintorescos de la costa, ya que se extiende desde el puerto hacia las montañas que lo rodean, haciendo que sus edificios coloridos suban por las laderas de en ziga-zaga. Hay que comer en la plaza de la Marina (hay quien aprovecha para comerse una buena mariscada a buen precio) y luego subir hasta el mirador para ver el conjunto desde una perspectiva diferente.

 

Plaza de la Marina

Plaza de la Marina

Desde lo alto de una de las colinas

Desde lo alto de una de las colinas

Una puesta de sol de altura: Cabo Vidio

Es imprescindible llegar hasta el faro del cabo para disfrutar de unos de los acantilados más altos de toda la costa, de los que hasta hace poco todavía se extraía piedra. Este es uno de los lugares más adentrados hacia el mar del que goza Asturias, y por este motivo, uno de los lugares más idóneos para disfrutar de las puestas de sol.

Puesta de sol desde Cabo Vidio

Puesta de sol desde Cabo Vidio

Y por último… ¡con un mirador excepcional: Luarca!

Al llegar a las proximidades de este pueblo, hay que seguir las indicaciones que llegan hasta el faro y empezar su visita por el cementerio (sí, el cementerio), que ofrece unas bonitas vistas panorámicas del puerto de la localidad. En él, se encuentran los restos del Nobel Severo Ochoa, originario de Luarca.

Cementerio de Luarca

Cementerio de Luarca

Ya en el pueblo, de origen medieval, se puede pasear por uno de los puertos más importantes de Asturias, donde ya desde el siglo XIII se cazaban ballenas, actividad que se mantuvo hasta el siglo XVIII. Y para los más pequeños, Luarca es quizás más interesante por el Centro del Calamar Gigante, donde se exhiben ocho calamares gigantes.

Puerto de Luarca

Puerto de Luarca

Y hasta aquí mi propuesta. Como siempre, si queréis añadir algún otro lugar que creáis muy importante, lo podéis hacer en los comentarios.

Si queréis continuar vuestra visita a Asturias, ¡no olvidéis pasar por el post donde os explico los mejores lugares de su interior!

Anuncios

Un comentario en “10 lugares de la Costa Asturiana (de este a oeste)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s