10 lugares del interior de Asturias (de oeste a este)

Y como Asturias no es Asturias sin los prados y las montañas de postal, esta semana podéis leer el recorrido por la zona por el Principado por su interior.

En este recorrido, que incluye Oviedo como ciudad capital que es, se le da especial importancia a los Picos de Europa, por la huella que la humanidad ha dejado en ellos, pero también por los paisajes boscosos que cambian, a medida que se gana altura, por montañas rocosas y peladas. Toda una lección de naturaleza y un lugar imprescindible para los amantes del senderismo y el turismo activo.

El casco antiguo de la capital: Oviedo

Lo primero que sorprende al llegar a la capital de Asturias es la gran cantidad de estatuas que hay repartidas por todas las calles. Entre ellas, la estatua de Woody Allen paseando por el centro llama especial atención. El director y actor de cine, un enamorado de la ciudad, dijo una vez de ella: “Oviedo es una ciudad deliciosa, exótica, bella, limpia, agradable, tranquila y peatonal”.  

Las paradas imprescindibles del centro de la ciudad son la Catedral y su Cámara Santa y la Plaza Porlier, donde se enuentran varios edificios importantes de la ciudad: la Capilla de la Balesquida, el Palacio del Conde de Toreno y el Palacio de los Marqueses de Camposagrado.

Catedral de Oviedo


Catedral de Oviedo

Patrimonio Mundial de la Humanidad: Los Monumentos prerrománicos de Oviedo

Pero lo que hace especial a Oviedo son los monumentos prerrománicos declarados Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO. En el centro de la ciudad ha sobrevivido a lo largo de más de mil años La Foncalada, una fuente ni más ni menos que del siglo IX construida para albergar un manantial que podría haber sido un balneario o edificio termal de la época romana.

Y, ya fuera de lo que es el centro histórico, se pueden visitar dos joyas más del prerrománico: las iglesias de Santa Maria del Naranco y San Miguel de Lillo, las dos en el Monte Naranco, en el cual, no sólo se puede disfrutar de estas dos maravillas arquitectónicas del siglo IX, sino también de la vista panorámica de la capital asturiana.

San Miguel de Lillo

San Miguel de Lillo

Continuando con el prerrománico: Santa María de Valdediós

Mucho más aislada y en un entorno más idílico, encontramos la iglesia de Santa María de Valdediós, también del siglo IX, y una de las iglesias del mismo estilo que encontramos en el concejo de Villaviciosa. Esta iglesia, conocida también como el Conventín, porqué está al lado del Monasterio de Santa María de Valdediós, fue consagrada en el año 893 y fue la última construcción del arte prerrománico asturiano. Sorprendentemente, ésta no está en la lista de los monumentos prerrománicos Patrimonio Mundial de la Humandidad, porqué un error humano la dejó fuera de la lista al presentar la candidatura a la UNESCO.

Santa María de Valdediós

Santa María de Valdediós

¿Mar o montaña? ¡Los dos a la vez!: el Mirador de Fitu

De camino de Colunga hacia Arriondas, en el corazón del Sueve, por la sinuosa carretera AS-260, si tenéis suerte, podréis disfrutar de una de las vistas más alucinantes de Asturias. Desde este mirador se pueden divisar la costa, la Sierra Prelitoral y, un poco más allá, los Picos de Europa.

Panorámica desde el Mirador de Fitu

Panorámica desde el Mirador de Fitu

Callejeando por un pueblo lleno de historia: Cangas de Onís

Lo primero que se encuentra el visitante al entrar a la población es el Puente Romano, del S.XIII e icono de la ciudad, sobre el cual cuelga la “Cruz de la Victoria”, emblema del Principado de Asturias. Este puente era utilizado, en la Edad Media (no, el puente no es romano), para cruzar el río en el camino que transcurría por Cangas y que llegaba hasta Santander.
Puente Romano

Puente Romano

En resto de la población está llena de Casonas-Palacios, algunas del S.XVI y, si camináis hacia la parte más alta del pueblo, encontraréis un robledal junto a la Capilla de San Antonio y la antigua iglesia parroquial, del S.XIV. Si vais en verano no os perdáis el dolmen funerario del 4000 aC que se encuentra dentro de la Ermita de Santa Cruz.
Ermita de la Santa Cruz

Ermita de Santa Cruz

Cangas de Onís es recomendable además, por su oferta comercial, ya que se pueden comprar los típicos souvenirs con vacas asturianas, productos de la gastronomía local (quesos y sidra) y material de alta montaña. Además también es el mejor lugar para contratar actividades de turismo activo en una de las empresas que se dedican a ello.

Historia y devoción: Covadonga

Dentro del concejo de Cangas, encontramos uno de los núcleos más importantes de la história de la reconquista española, ya que en el año 722, después de 11 años de invasión árabe, Don Pelayo plantó cara al ejército musulmán y lo derrotó en este mismo punto. Esta victoria, por el lugar donde se desarrolló la batalla, se consideró milagrosa, gracias a la Virgen María, que dió a Don Pelayo una Cruz como estandarte.
En el núcleo de Covadonga, por lo tanto, hay que hacer una visita obligada al Santuario que la Virgen María (o la Virgen de Covadonga) tiene en una cueva elevada sobre un pequeño lago. También hay que entrar a la basílica de Santa María la Real de Covadonga, de estilo neorrománico (1901).
Santurario de Covadonga

Santuario de Covadonga

Los Lagos de Covadonga

A unos 14 kilómetros de Covadonga, por una carretera más que sugerente, llegaréis a uno de las instantáneas más increíbles que he visto en mi vida. Al oeste del Macizo del Cornón de los Picos de Europa, encontramos dos lagos: el Lago Enol, a 1060 metros de altitud, de origen glaciar, unas 8 hectáreas y una profundidad de 25 metros, y el Lago de La Ercina, 38 metros por encima del primero, de superficie similar, pero sólo 2 metros de profundidad.

Panorámico del Lago Enol desde el Lago de La Ercina

Vista del Lago Enol desde el Lago de la Ercina

A parte de pasearse alrededor de los dos lagos, también hay numerosas excursiones que parten desde éstos.

Para los amantes del queso de verdad: Las Arenas de Cabrales

En Arenas de Cabrales hay que hacer una parada obligatoria en el Museo del Queso de Cabrales, que se encuentra en la carretera que va hacia Poncebos. Durante la visita, siempre guiada, se aprende cómo vivían y cómo viven hoy en día los pastores en los Picos de Europa, se explica el proceso de elaboración del queso, se ve una cueva de maduración y se hace una pequeña degustación del producto.

Maduración de Queso de Cabrales

Maduración del Queso de Cabrales

Un poco más arriba, desde Poncebos, se puede empezar la ruta del desfiladero del Cares, una senda de 11 kilómetros que recorre la garganta del río Cares y de dificultad media.

En el corazón de los Picos de Europa: Bulnes

Unos 400 metros por encima de Poncebos, encontramos, una de las aldeas más aisladas de los Picos de Europa, Bulnes, a la que sólo se puede llegar a pie desde Poncebos o en un funicular que sale desde el mismo punto cada media hora y que cuesta ni más ni menos que 21€ ida y vuelta. Pero no os dejéis asustar por el precio, porque la subida es rápida y el destino increíble.

Casa en Bulnes

El pequeño núcleo principal de la aldea está impresionantemente bien conservado y un paseo por sus calles y puentes te transporta a la vida de hace unos siglos instantáneamente. Además, hay que dejarse soprender por las pequeñas cascadas que hace el río por su paso y tomar el camino que lleva hacia el otro núcleo de la aldea, que incluso es más pequeño que el primero, para ver bien las altas montañas que la rodean, alejarse un poco de la escasa civilización del valle y encontrarse en plena naturaleza.

Conquistando los Picos: Tielve y Sotres

Tielve y Sotres son los núcleos de población habitados más altos de los Picos de Europa. A ellos se accede por una carretera muy interesante que sale de Poncebos. El camino nos lleva primero a Tielve, con 62 habitantes y donde un puente que salva el paso del río nos ofrece una postal inolvidable, al estar rodeado de una espesa vegetación.

Si seguimos la carretera desde Tielve, llegamos a Sotres, con el doble de habitantes, que es la cumbre humana de los Picos, ya que está a 1050 metros de altitud y a los pies del Pico Urriellu. Desde aquí, se pueden empezar varias excursiones por la zona.

Cascadas en Bulnes

Puente de Tielve

Y hasta aquí mi propuesta semanal. Recordad que podéis leer más sobre Asturias, en el post sobre los mejores lugares del litoral asturiano.

Ésta es la localización de los lugares de este post en este post:

Si queréis añadir algún lugar, en el que yo no haya estado, no dudéis en comentar.

Anuncios

Un comentario en “10 lugares del interior de Asturias (de oeste a este)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s