El Baix Llobregat, un viaje por la historia

El Baix Llobregat, comarca costanera, está situada al sur de Barcelona y es conocido por ser uno de los motores industriales más importantes de Cataluña, así como la zona con más movimiento sindical del país.

Históricamente hablando, la comarca ha estado habitada desde la prehistoria, época de la cual se conservan algunos vestigios. También encontramos reminiscencias de los íberos y de la época romana. Más adelante, durante la época medieval, después de la división del territorio catalán a partir del río Llobregat entre carolíngios y sarracenos, la zona se dividió en distintas tierras señoriales, baronías y jurisdicciones. De esta época podemos encontrar distintas masías, parroquias y ermitas repartidas por toda la comarca.

Cristalera en la Colònia Güell

Cristalera en la Colònia Güell

El Baix Llobregat es una comarca llena de patrimonio histórico, natural y monumental, pero frecuentemente absorbida y olvidada por los atractivos turísticos y los eventos  de Barcelona.Durante la Revolución Industrial, muchas fábricas textiles se situaron a las orillas del río, aprovechando así la fuerza hidráulica y su proximidad con el Puerto de Barcelona. En esta época se edificaron grandes colonias industriales, pequeños pueblos donde la gente trabajaba y vivía. Con la llegada de la electricidad, la industria cambió de rumbo y comenzó a aparecer un nuevo tipo de industria como la de construcciones eléctricas y fábricas de cemento. Es la época que más ha marcado la historia del Baix Llobregat.

Estos son los puntos que propongo que visitéis de la zona, a lo largo del post os daré más detalles sobre ellos:

Los primeros habitantes: El Parc Arqueològic Mines de Gavà

Os propongo seguir los pasos de la historia y empezar por los restos prehistóricos de Gavà. En el Parc Arqueològic Mines de Gavà, encontraréis una exposición para todas las edades, donde podréis ver, desde arriba, la apertura de una de las minas neolíticas más antiguas de Europa, las Minas de Can Tintorer.

Interior del Parc Arqueològic

Interior del Parc Arqueològic

Por motivos de conservación, hoy en día ya no se puede acceder a ellas, pero hace tan sólo unos años, eran accesibles desde el interior de una masía medieval, la Masía de Can Tintorer, que es la que da nombre a las minas, descubiertas el año 1972 mientras se realizaban los primeros trabajos para urbanizar y edificar el barrio de Can Tintorer. Para quitaros el gusanillo, en el Parc Arqueològic, entraréis a una reproducción de las minas. Las minas estaban formadas por una red de galerías conectadas entre ellas, donde se extraía variscita (un mineral azulado muy valorado en aquella época que se intercambiaba con otros poblados). Más tarde, algunas de ellas eran utilizadas como vertedero, gracias a las cuales las investigaciones sobre los poblados neolíticos han sido muy fructíferas; y otras fueron usadas como tumbas.

Colgante de variscita

Collar de variscita

Muy cerca del Parc Arqueològic encontraréis el Museo de Gavà, donde se explica la evolución geológica e histórica de este territorio, y donde encontraréis algunos de los objetos originales que se encontraron en las excavaciones de las minas, como por ejemplo, la Venus de Gavà, una estatuilla que era venerada como símbolo de la fertilidad.

Venus de Gavà

Venus de Gavà

Los romanos en el Baix Llobregat

En Sant Boi de Llobregat, los romanos nos han dejado sus termas, el origen de las cuales se remonta al siglo II DC, una época de esplendor en la zona. Estas termas eran de propiedad privada y se usaron hasta el siglo V.La huella de los romanos

En este caso también se construyó encima, durante el siglo XVII. A mediados del siglo XX, gracias a unos documentos escritos se conoció su existencia, y desde entonces se realizaron una serie de trabajos para recuperarlas. Estan abiertas al público desde el año 1998.

Las termas estaban divididas en dos zonas edificadas una al lado de la otra. La primera, albergaba las cámaras frías: el apodyterium (vestidor), el frigidarium y la cella piscinalis (la sala y la piscina fría). En la otra, se encontraban las cámaras calientes: tepydarium (sala tibia), sudatorium (sala de baños de vapor) y caldarium (sala de baños calientes).

Termas romanas en Sant Boi de Llobregat

Termas romanas en Sant Boi de Llobregat

Los romanos dejaron en la comarca también uno de los puentes más famosos de toda Cataluña, el Pont del Diable en Martorell, lugar donde según cuenta la leyenda, en quedar derruido el puente por una fuerte riada, el diablo le propuso a una viejecita que lo cruzaba cada día para ir a buscar agua al otro lado del puente, que él lo reconstruiría en una noche a cambio de la primera alma que pasara por él. Al día siguiente, la viejecita estaba muy contenta, pero muy preocupada, porque no sabía cómo conseguir que no fuera ella la que perdiera el alma al intentar cruzarlo. Al final, hizo pasar un gato asustado. De esta manera, cuando el gato llegó al otro lado del puente, el diablo tuvo que conformarse (aunque muy resignadamente) a quedarse con su alma.

Pont del Diable en Martorell

Pont del Diable en Martorell

La revolución industrial

Si avanzamos en la historia y nos desplazamos hacia Santa Coloma de Cervelló, podréis visitar la Colònia Güell, el punto de interés turístico más reconocido de la comarca. Esta construcción modernista diseñada por Gaudí, fue declarada por la UNESCO Patrimonio Mundial de la Humanidad. La Colonia Güell fue un complejo textil creado por Eusebi Güell (el gran mecenas de Gaudí), donde además de las casas de los obreros y las fábricas, cabe destacar la iglesia parroquial, conocida como la Cripta de la Colònia Güell (obra de Gaudí, inaugurada el año 1915). La edad moderna y la revolución industrial.

Esta obra es una de las piezas más admiradas y estudiadas del gran arquitecto por su estructura audaz e innovadora y, a su vez, por los elementos constructivos típicamente gaudinianos que se reconocen, como las columnas inclinadas, las vueltas de ladrillo, mosaicos, vidrieras, etc.

No os perdáis la Fiesta del Modernismo que se celebran cada año a principios de otoño.

Cripta de la Colòlia Güell

Cripta de la Colònia Güell

Siguiendo con el modernismo, otro de los arquitectos de la época, aunque no tan reconocido como Antoni Gaudí, Josep Maria Pujol, construyó en Sant Joan Despí una de sus obras más conocidas, La Torre de la Creu (1913-1916) o La Casa del Ous, ya que sus cúpulas parecen huevos. Se trata de una construcción modernista que puede ser vista desde los trenes de cercanías por su paso por la población y que sigue exactamente el estilo gaudiniano que Pujol heredó de su maestro.
Juego de luces dentro de la Cripta de la Colònia Güell

Juego de luces dentro de la Cripta de la Colònia Güell

En la misma población, del mismo arquitecto, también se puede visitar Can Negre (1915-1930), una antigua masía propiedad de un abogado que encargó a Pujol su reforma para dignificarla. Esta incluye numerosos elementos decorativos ondulantes, el más interesante de los cuales en su fachada, la tribuna central, que recuerda un carruaje. 

Casa dels Ous

Casa dels Ous

Can Negre

Can Negre

El Museu Agbar de les Aigües, en Cornellà: un museo dedicado al agua en todos los sentidos y donde se pueden ver una antigua sala de calderas, de electricidad y de máquinas. Otros lugares del Baix Llobregat que os gustarán si estáis interesados en el patrimonio industrial de esta época son:

  • El Museo de la Rajoleta y el Museo de Can Tinturé, en Esplugues de Llobregat: dedicadas a la historia de la producción de baldosas, algunas de las cuales salieron de aquí para decorar los edificios de Gaudí y otros edificios modernistas.
  • La Colònia Sedó, en Esparraguera: otra antigua colonia que aprovechaba la fuerza del agua del río para producir energía hidráulica.
La Rajoleta

La Rajoleta

El Baix Llobregat, como lugar de escapadas y ocio a un paso de Barcelona

Actualmente, en Torrelles de Llobregat, ¡podemos ser turistas de Cataluña en un sólo día! Cataluña en Miniatura es un parque temático de maquetas declarado de Interés Turístico Nacional. El conjunto de maquetas está dentro de un recinto de más de 25.000 metros cuadrados y reúne unos 150 monumentos y edificios representativos de nuestro país a una escala 1:25. Podéis ver y pasear entre las obras más destacadas del románico, del gótico y del modernismo catalán. El “Baix” es Cataluña.

Catalunya en Miniatura

Catalunya en Miniatura

La última parada de este recorrido es en el término municipal del Prat de Llobregat, concretamente en el Delta del Llobregat, donde podréis pasear entre espacios naturales de gran valor ecológico, observar aves, ir en bicicleta… y para los amantes de la aviación, ir al mirador de aviones.

IMG_0058.JPG

Mirador de aviones en el Prat de Llobregat

Finalmente, si os interesan las ferias y fiestas gastronómicas, ¡no olvidéis leer el post sobre el calendario anual de eventos de este tipo del Baix Llobregat!

Este texto fue escrito por mí en 2009 para www.femturisme.cat y ha sido modificado para la entrada de este blog. Os recomiendo visitar la página para descubrir ésta y otras rutas por Cataluña.

Anuncios

2 comentarios en “El Baix Llobregat, un viaje por la historia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s