Manual para sobrevivir a un viaje por libre a Cuba

Este mes, os recomiendo saltar el charco y viajar hasta Cuba, donde el viajero tiene la posibilidad de mezclarse de verdad con la gente del país, de una forma totalmente fácil y natural.

Pero un viaje a Cuba no está libre de preparación, es más, diría que hay que tener muchas cosas en cuenta si uno quiere hacer un viaje seguro y sin sorpresas y a la vez no quiere que se lo den todo masticado en una agencia de viajes – lo que seguramente signifique, pasar 10 días de pulserita en un resort de Varadero o de algún Cayo -.

Por lo tanto, si queréis hacer una ruta por libre, sin agencias de por medio y beber mojitos tranquilamente hasta perder la cuenta, éstos son los temas que deberíais abordar antes de subiros a un avión hacia La Habana:

Visados y tasa de salida

Para un europeo, entrar a Cuba no es algo complicado, pero hay que ir con tiempo a alguna de las embajadas o consulados de Cuba para comprar la tarjeta turística que permite entrar al país centroamericano.

En la mayoría de los casos, os dirigirán a una agencia de viajes situada en el mismo edificio, donde también os intentarán vender vuelos, alquiler de coches, alojamiento… etc. El coste de la tarjeta turística es de 22€.

La tarjeta turística es la que sirve de visado para entrar al país, pero también para salir. Me explico, la tarjeta está formada de dos partes, una se la quedan al aterrizar en Cuba, y la otra hay que guardarla como prueba de que eres un turista, hasta la salida del país.

El día de salida de Cuba, después de hacer el check-in, hay que pasar por una ventanilla de tasas, para pagar un impuesto de salida que cuesta 25 CUC (unos 20 €). Es muy importante tener en cuenta este dato, porque sin estos 25 CUC no podréis salir del país y por lo tanto os veréis obligados a perder el vuelo.

Mural del Che en La Habana

Dinero

El tema dinero en Cuba es un mundo a parte, ya que funcionan con dos monedas, el peso cubano (CUP) y el peso convertible (CUC). El primero es para uso entre los cubanos, y es difícil que como turistas, podáis manejarlo. El segundo, es el que se inventó el gobierno cubano para ganar más dinero con el turismo, y es el que os darán si vais a cambiar cualquier divisa extranjera en una CADECA o banco. 1 CUC son unos 25 CUP y a veces os encontraréis que el precio de algo para un cubano es de 1 CUP, y lo mismo para no cubanos, 1 CUC.

Las CADECAS son las oficinas donde podréis conseguir un mejor cambio. Lo mejor es cambiar un poco en el aeropuerto (para tomar un taxi y hacer los primeros gastos) y cambiar el resto en ciudad.

La moneda que mejor se cambia es el euro (a 1,20 € CUC por 1 € aproximadamente), ya que no se cobra comisión sobre el cambio. No obstante, los americanos o aquellos que viajen con dólares, son los que peor lo tendrán, ya que en este caso se cobra un 10 % de recargo (o eso pasaba justo antes que EUA y Cuba hicieran las paces).

Por lo que a tarjetas de crédito se refiere, olvidaros de éstas, porqué si viajáis por libre, sin pisar demasiados hoteles o resorts, prácticamente no las podréis utilizar. Las agencias de alquiler de coches y algunas gasolineras, son los únicos lugares donde encontraréis datáfonos. Así que, la recomendación es llevar una cantidad de dinero en efectivo suficiente para sobrevivir los días que vayáis a estar en el país para cambiarlo a la llegada y alguna tarjeta de crédito como refuerzo, para sacar dinero de algún cajero. Nosotros no lo intentamos porque llevábamos suficiente dinero en metálico, pero según nos informaron, lo mejor es hacerlo cuando los bancos estén abiertos, por si la máquina se traga la tarjeta (es frecuente con las tarjetas extranjeras). Según nos informaron también, es muy raro que funcionen las tarjetas de débito.

Alojamiento

La clave de la interacción entre locales y visitantes en este viaje es el alojamiento en casas particulares, de las que hay oferta en casi todos los pueblos y ciudades de Cuba. Hay buscadores y agencias por internet que hacen de intermediarios entre propietarios de casas particulares y viajeros a la hora de hacer la reserva. Mi recomendación es mirar las críticas que tienen las casas en Tripadvisor, ya que es la manera más segura de diferenciar aquellas casas en las que el turista se trata como un huésped de la familia de aquellas en las que el turista es uno más que pasará por su casa.

Una vez escojáis la casa en la que os queréis alojar, podréis encontrar el contacto en buscadores tipo Google, ya que a pesar de que la comunicación en Cuba sea difícil, y más tratándose del acceso a internet, la mayoría de casas tienen blog o web con los datos básicos de contacto, situación, precios, etc. Al confirmar la reserva, lo más probable es que os exijan reconfirmar 2 o 3 días antes de la llegada. Es la manera que tienen de garantizar la reserva y, a lo largo del viaje, ellos mismos os dejarán llamar a la siguiente casa particular donde estéis alojados sin ningún tipo de problema, porque hay que tener en cuenta que probablemente no tendréis acceso a internet en todo vuestro viaje, a no ser que vayáis a un locutorio y paguéis unos 6 CUC/h.

Si queréis tenerlo todo en un único buscador (variedad y opiniones), la oferta de este tipo de casas en Airbnb está creciendo cada vez más en el país. No obstante, en este caso tendréis que pagar antes de ir (precio de la casa + tasa de servicio de la compañía). Además, así no tendréis que ir llamando durante el viaje para reconfirmar, ya que la reserva queda confirmada automáticamente con el pago. Si todavía no habéis utilizado nunca la plataforma, ¡haced click en el link y tendréis descuento para vuestra primera reserva!

Casas particulares en Viñales

Casas particulares en Viñales

Evidentemente, también os podéis dirigir directamente a las casas sin ningún tipo de reserva, pero corréis el riesgo que estén completas. Reconoceréis las casas particulares desde el exterior por su logotipo tipo ancla de color azul con el nombre “arrendador divisa”. Si el color es rojo, éste indica que sólo pueden alquilar habitaciones a cubanos.

Al llegar a una casa, la recomendación es hablar con los propietarios directamente en el interior de ésta. Puede ser que encontréis a alguien en el exterior que os diga que es de la casa y que ésta está completa, pero os llevará a otra que sí tiene habitaciones. Se trata de un timo bastante frecuente: el turista no se da cuenta y acaba en una casa por el mismo precio, pero con menos prestaciones que la casa para la que había hecho reserva inicialmente.

Por lo que a condiciones de las casas particulares se refiere, tengo que comentar que son bastante buenas. En todas las casas particulares las habitaciones son privadas, con llave, baño particular, aire acondicionado y/o ventilador y en algunos casos incluso podréis encontrar televisor, secador de pelo, caja de seguridad y enchufes de 110 o de 220 V. Por cierto, los enchufes en Cuba son como los EUA, de 2 clavijas planas paralelas y la potencia normal es de 110V.

Los precios oscilan entre los 15 y los 35 CUC, dependiendo de la época del año, la localización y la capacidad de la habitación (muchas tienen dos camas dobles). Además, también os ofrecerán otros servicios como el desayuno, comida y cena por precios altamente razonables. En todos los casos que nosotros comimos en una casa, tuvimos un excelente servicio además de quedar encantados con la comida.

Evidentemente, hay otros tipos de alojamiento, como los hoteles, pero en todo caso el precio es mucho más elevado y el trato con el personal no garantiza una integración tan completa como en las casas. Mi recomendación es dejar la experiencia en un hotel en Cuba para la visita a alguno de los Cayos, donde no hay oferta de casas particulares.

Otra opción es alojarse en campismos (que no campings), donde hay bungalows. De éstos no os puedo dar mucha más información, puesto que no tuvimos la oportunidad de alojarnos en uno de ellos. No obstante, hay que saber que, al igual que en el caso de las casas particulares, hay campismos que sólo son para cubanos.

Vuelos

Si queréis encontrar buenas ofertas de vuelos a Cuba, lo más probable es que no encontréis más que paquetes vacacionales con pulserita. Los vuelos regulares desde España a Cuba sólo vuelan a la Habana y suelen tener unas tasas muy elevadas. Según se dice, el gobierno cubano intenta, de esta manera, penalizar a los turistas que viajan por libre a su país.

vuelo cuba

Es posible tomar vuelos internos, pero desaconsejable debido a los accidentes aviación que ha habido y a la falta de mantenimiento que suponemos que puede haber en aeronaves (digo suponemos porque viendo el estado de calles, carreteras y edificios, no es difícil desconfiar de la seguridad que puede haber en el sector aéreo).

Transporte en Cuba

La manera para moverse libremente y sin ataduras por el país es en coche de alquiler, pero evidentemente, es mucho más caro que el autobús, que por su parte, tiene bastantes conexiones entre las ciudades más turísticas, aunque con poca frecuencia y con paradas inexplicables una vez se está en ruta.

Coche antiguo en Trinidad

Si uno decide a alquilar un coche, hay que tener paciencia igualmente. Según nos contaron, aunque se tenga reserva para un día y una hora concretas, el día que se va a recoger el “carro” siempre se ponen excusas varias justificando un retraso en la entrega del mismo. En nuestro caso sólo fueron 2 horas, pero pueden llegar a ser más de 3 o 4. Por cierto, es recomendable reservar por internet antes de ir a Cuba, ya que la disponibilidad sin reserva en los puntos de recogida es casi nula y además los precios son mucho más caros.

Una vez se recibe el coche, aunque parezca obvio, hay que revisar los daños del coche, los kilómetros que tiene, la existencia de rueda de repuesto… etc. En Cuba se alquilan coches con muchos kms y con desperfectos evidentes.

El tema conducción no es imposible, pero uno tiene que ir con la mente abierta por lo que a señales y circulación se refiere. Salir de La Habana y encontrar la “autopista” es una odisea, y esquivar gente que hace autoestop y baches en el suelo, otra. La recomendación es no coger a nadie, a no ser que seáis muy aventureros y nunca conducir de noche.

En el caso que os pare la policía y os quiera sancionar por una infracción, nunca hay que pagar la multa directamente a los agentes. En su caso, éstos tienen que escribir el tipo de infracción y la cuantía de la multa en la hoja de alquiler del coche (hay una parte específica para ello) y el importe se descontará del depósito de garantía al hacer la devolución del automóvil.

Vacunas y medicinas

No hay vacunas obligatorias para visitar Cuba desde España, pero hay que seguir las recomendaciones del Ministerio de Asuntos Exteriores de España para visitar el país:

Es obligatorio viajar con seguro de viajes o accidentes que cubra los gastos sanitarios que pudieran producirse. En este caso, recordad que tenéis un 5% de descuento contratando vuestro seguro con Iati Seguros desde este blog.seguros_iati_regalate_un_viaje
La atención sanitaria no es equiparable a los estándares europeos ya que pueden escasear determinados medicamentos. Es recomendable llevar sprays antimosquitos, antidiarreicos y otros medicamentos que para nosotros son muy habituales pero pueden costar de encontrar en Cuba, como Ibuprofenos.

En los siguientes posts podéis seguir la ruta que nosotros hicimos, además de encontrar recomendaciones de casas particulares donde nosotros estuvimos y donde nos trataron como si fuéramos de la familia:

Anuncios

Un comentario en “Manual para sobrevivir a un viaje por libre a Cuba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s