Desierto de Merzouga

7 razones para visitar Marruecos

Tras dos meses de nuestro viaje a Marruecos, éste es el primer post de varios en los que voy a escribir sobre este país de contrastes, al que creo que hay que ir al menos una vez en la vida por estas 7 razones:

La duración y precio de los vuelos

Marruecos cuenta con buenas y frecuentes conexiones desde varios aeropuertos españoles. Desde Barcelona, por ejemplo, Ryanair vuela a directamente a Fez desde 20€ y Vueling a Marrakech desde unos 55€. Además Royal Air Marroc, también ofrece vuelos a otros destinos como Casablanca.Vuelo a Marruecos

Además de lo económico y fácil que puede resultar encontrar un vuelo a Marruecos, cabe contar que la duración media de los vuelos es de unas 2 horas, por lo que se convierte en un destino perfecto para hacer una escapada, aunque sea corta, en cualquier momento del año.

El clima

Aunque Marruecos es un país caluroso en verano, el resto del año es perfecto, ya que goza de un clima temperado que lo hace muy atractivo de otoño a primavera. Hay que tener en cuenta, de todas formas, que el Atlas durante el invierno suele hacer frío y nieva.

Paraíso para las compras

A los amantes de lo natural y hecho a mano, Marruecos les encantará. En las medinas y zocos de las ciudades y pueblos del país, el visitante encontrará aceite de argán, cerámica, agua de rosas, hierbas y otras especias, ropa, jabones de lavanda, comida y otro sinfín de productos locales. Para consuelo de los que no les gusta el arte del regateo, los precios de los artículos suelen estar presentes ya en muchos puestos.

1001 noches en diferentes alojamientos

Uno de los puntos fuertes del viaje es la no necesidad de alojarse obligatoriamente en hoteles. Las haimas o campamentos en los desiertos, kasbahs y riads hacen que el viaje tenga aún más atractivo.

Dormir en estos lugares ofrece además en muchos casos la posibilidad de interactuar con los locales durante la estancia.

Campamento en el Desierto de Merzouga

Campamento en el Desierto de Merzouga

Los paisajes (en plural)

Fuera de las ciudades y zonas urbanizadas, Marruecos ofrece una diversidad de paisajes que merece la pena explorar con tiempo.

Las imágenes de los desiertos con dunas son recurrentes en los folletos de las agencias de viajes que promueven viajes a Marruecos, pero hay mucho más que esto: grandes valles con palmerales, las montañas del Atlas, las gargantas, el mar que baña las costas atlánticas y mediterráneas…

La arquitectura

Visitar los lugares de interés turístico de Marruecos supone toda una lección de arquitectura y arte para el visitante occidental.

Cada edificio y cada espacio público tiene una explicación interesante: están las madrazas – escuelas del corán -, las bab – las puertas de entrada a la ciudad -, las medinas, las kasbahs, las sinagogas, los palacios, los jardines, los zocos, los riads, los hammams

Gastronomia y relax

Disfrutar de la comida y relajarse son dos de las actividades que todo viajero tendría que practicar al visitar Marruecos.

En el apartado comida, aunque hay que ser cauteloso si se tiene el estómago fino, hay que probar todo lo que se pueda: los famosos pastelitos de miel y otros frutos, las ensaladas marroquinas, la harira, los tahines, el couscous con verduras, pollo o cordero, las pastillas o pastelas – rellenas de pollo o marisco, el té a la menta, el pescado en las localidades marítimas…

En el apartado “relajarse”, hay que intentar visitar un hammam. Están los tradicionales, económicos para los turistas, aunque puedan suponer toda una aventura, y los turísticos pero seguros. En cualquier caso, dedicarse un rato a uno mismo en un hammam es un buen plan.

Por último, a los amantes del yoga les gustará saber que Marruecos es uno de los destinos más populares para hacer retiros espirituales.

En los siguientes posts podéis leer algunas claves para poder planificar un viaje en ruta a Marruecos por vuestra cuenta:

 

Anuncios

2 comentarios en “7 razones para visitar Marruecos

    • ¡Régalate un viaje! dijo:

      Hola Estel! Gràcies pel teu comentari 🙂 Espero poder escriure tota la ruta abans que hi vagis. De tota manera t’avanço que a Marrakech no et pots perdre els Jardins Majorelle, la Medersa Ben Youssef, el Palau Bahia o les Tombes Sadites. I evidentment, us heu de deixar perdre per la medina i acabar a la Plaça Yamaa El Fna. Una abraçada des de BCN 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s