Nara, Hiroshima, Miyajima e Himeji

En la parte final del viaje Japón, después de visitar Tokyo (y alrededores) y Kyoto, todavía podéis aprovechar los últimos días para visitar estos cuatro lugares que a nosotros, de una manera u otra, nos dejaron impresionados:

Nara

Nara es una ciudad a la que se puede llegar fácilmente en tren en 45 minutos desde Kyoto, es decir, es una excursión de un día desde ésta y no hace falta cambiar de alojamiento.

Se trata de una ciudad pequeña, pero no por eso sin falta de atractivos. Famosa por los ciervos que habitan en el gran parque de Nara-koen -¡hay más de 1500!-, en Nara, podréis ver templos budistas.

IMG_2085

La presencia de ciervos en la ciudad se manifiesta también en sus calles.

Uno de los templos más visitados de la ciudad es el Todai-ji, ya que es allí donde hay el Daibutsu (Gran Buda), la estatua de bronce más grande del mundo. El templo es imponente desde el exterior, ya que para albergar a esta figura, mide 57 m de ancho, 50 m de profundidad y 48 m de altura. El enorme pilar que encontraréis a su izquierda, también hace que este templo en concreto sea uno de los más famosos, ya que contiene un agujero a nivel del suelo por el que se cree que si uno es capaz de pasar, se le abre el camino hacia la iluminación.

Otros lugares importantes de la Nara que no podéis dejar de visitar son el templo de Kofuku-ji -donde encontraréis la pagoda de Tres Plantas y la pagoda de Cinco Plantas– o santuario de Kasuga Taisha.

Himeji

A medio camino entre Kyoto e Hiroshima. Podéis optar entre ir durante un día desde Kyoto o hacer noche allí para continuar hacia Hiroshima y Miyajima, descritas un poco más abajo en este post.

Esta ciudad es conocida por tener uno de los castillos más imponentes del país. Recientemente restaurado, el castillo de Himeji (1581) impresiona por su tamaño, ya que mide 46 metros de altura. En el recinto del castillo, al que se le conoce también como el castillo de la Garceta Blanca, por el revestimiento de sus paredes de color blanco, encontraréis también torres de vigilancia, zonas ajardinadas y otros edificios.

25631809413_26009a400b_c

Castillo de Himeji

Cerca del castillo encontraréis los Jardines Kokoen, donde antes había la mansión del señor de Himeji y las casas de los samurais, sus vasallos.

Finalmente, si tenéis tiempo, podéis llegar hasta el Templo Engyo-ji, en el monte Shoshazan, lugar donde se grabaron algunas escenas de El Último Samurai. Para llegar hasta allí tendréis que tomar un autobús desde la estación de Himeji (25 minutos) y después un teleférico (5 minutos).

Hiroshima

Para ir a Hiroshima, sólo debéis tomar el tren Shinkansen desde Kyoto o Himeji ( 1 hora y media o 1 hora respectivamente). En este caso sí que os recomiendo que busquéis alojamiento en la ciudad, para combinarlo con la visita a Miyajima, que podréis leer en la última destinación de este post.

Desgraciadamente, Hiroshima es famosa mundialmente por uno de los episodios más tristes de la historia contemporánea, pues fue bombardeada durante la Segunda Guerra Mundial por una bomba atómica que mató a miles de personas en el acto y a otros miles durante los días, meses y años posteriores.

La ciudad está hoy en día volcada al recuerdo de este hecho, acaecido el 6 de agosto de 1945 y a la lucha por el desarme nuclear en el mundo.

El centro turístico de la ciudad es la zona donde se encuentran el Parque Conmemorativo de la Paz (Heiwa Kinen-koen) y el Museo Conmemorativo, que se encuentran a pocos metros de la Cúpula de la Bomba Atómica, hoy Patrimonio Mundial de la Humanidad. Esta cúpula es lo que quedó tras la explosión de la bomba atómica (que cayó a unos 100 metros) del edificio dedicado a la Promoción de la Industria de la ciudad hasta ese momento.

Os recomiendo que visitéis el museo, donde podréis pasar unas horas descubriendo el antes, el durante y el después del bombardeo con interesantes testimonios. Aunque el museo en sí os dará mucha información, creo que es imprescindible coger la audioguía para escuchar otras muchas historias, como la de Sadako Sasaki, símbolo del sufrimiento después del bombardeo. Sadako vivió el bombardeo cuando tenía menos de 2 años, y 10 años después, murió de una leucemia provocada por la bomba atómica. Mientras estaba en el hospital, conoció a otra niña que le contó la leyenda japonesa de las mil grullas (pájaros) de origami, según la cual si uno logra hacer mil grullas de origami, se le concede cualquier deseo. Pues bien, Sadako murió cuando había hecho poco más de 600 figuras, pero sus compañeros de escuela y su familia acabaron para ella las que le quedaban por llegar a las mil. Hoy en día no es difícil ver muchas grullas de origami por toda la ciudad, en recuerdo de esta emotiva historia.

Paper cranes

Grullas de origami

Miyajima

Esta isla al lado de Hiroshima es una de las más famosas de Japón por su torii rojo sobre el agua, que forma parte del santuario de Itsukushima Jinja y que está dedicada a las tres diosas del mar.

IMG_2173

Santuario de Itsukushima Jinja con su torii en el plano del fondo

Se puede llegar a la isla fácilmente en un ferry que sale cerca de la estación de tren de Miyajimaguchi, a pocos minutos del centro de Hiroshima. Tanto el tren como el ferry, están incluídos en la Japan Rail Pass, de la que ya os hablé en el post sobre todo lo que hay que saber de Japón antes de ir por primera vez.

Se considera que Miyajima es una isla sagrada, en la que no se puede nacer ni morir, por lo que antiguamente, las mujeres no podían entrar y los ancianos eran llevados a otro lugar para que no murieran allí.

En Miyajima, encontraréis un pueblo de artesanos donde podréis degustar algunas delicias culinarias como las ostras rebozadas o las galletas con forma de hoja de arce, rellenas tradicionalmente de pasta de judía roja.

Paseando por la isla, veréis también ciervos, ya que se los considera animales sagrados y monos, sobretodo en la montaña sagrada de la isla, de 530 m de altura, Misen San, a la que se llega andando en unas 2 horas o en funicular. En este monte podréis visitar el templo budista de Kobo Daishi, donde hay la llama eterna, una llama encendida desde hace 1200 años.

Templo de Kobo Daishi

Templo de Kobo Daishi

Si no os diera tiempo a subir a este monte, no os preocupéis, cerca de la zona donde se encuentra el torii que os comentaba al principio, hay muchos otros templos, santuarios y pagodas.

Si queréis seguir leyendo sobre Hiroshima, Miyajima e Himeji y ver fotos espectaculares de estos tres lugares, no os perdáis el siguiente post de IucamTHE TRIANGLE: HIMEJI, HIROSHIMA AND MIYAJIMA.

Anuncios

2 comentarios en “Nara, Hiroshima, Miyajima e Himeji

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s