Irlanda en dos semanas. Kinsale. Charles Fort.

Dos semanas de ruta por Irlanda (Parte II: de Rock of Cashel a Dingle Peninsula)

En este post retomamos el recorrido por Irlanda de dos semanas con el cuarto día de viaje, desde Rock of Cashel, después de dejar Kilkenny, para llegar hasta Dingle Peninsula, en el oeste de la isla.

Si queréis recuperar el mapa del recorrido completo, podéis encontrarlo al final de este enlace.

Y aquí, encontraréis el recorrido del día 1 al 3

Día 4: Rock of Cashel, Cahir Castle y Blarney Castle

Este día está dedicado a tres castillos muy diferentes entre sí.

El primer lugar de visita es Rock of Cashel, portada de muchas guías de Irlanda y a tan sólo 60 km de Kilkenny. Se trata de una antigua fortaleza medieval, sede de los reyes de Munster desde el S. IV y que después cedieron a la iglesia (S. XI), por lo que se convirtió en un conjunto religioso.

Hoy en día se pueden ver los restos de una capilla, la catedral y la cruz de San Patricio, lugar donde se dice que el Santo convirtió al rey de Munster y el camposanto, lleno de cruces celtas.

No muy lejos de Rock of Cashel, a sus pies, encontraréis los restos de Hore Abbey (1272), una antigua abadía cisterciense. De hecho, recomendamos dejar el coche cerca de estas segundas ruinas (así os ahorrareis el parking del pueblo) y subir a pie a Rock of Cashel para después bajar a Hore Abbey, mucho menos turística.

La siguiente parada del día se encuentra a 20 minutos de Rock of Cashel hacia el sur, Cahir Castle (S. XIII). Se trata de un castillo a orillas del río Suir que ha sido restaurado completamente y al que se puede entrar.

A dos kilómetros al sur por un agradable paseo a pie a orillas del río desde el Castillo de Cahir o por carretera, se llega al Swiss Cottage (1810) una cabaña construida por los Butler, una familia muy poderosa que recibió de la monarquía inglesa la baronía de Cahir y que llegó a poseer entre otros, el mismo Castillo de Cahir y el de Kilkenny. La cabaña, en medio de la naturaleza, tiene un salón de té, una sala de música y dos dormitorios restaurados.

Finalmente, el último punto del recorrido del cuarto día se encuentra cerca de Cork, en el norte de la ciudad: Blarney Castle. Este castillo está dentro de un recinto lleno de jardines donde también se encuentra una mansión escocesa, Blarney House y un lago. El recinto es enorme y el tiempo recomendado de visita es de 3 horas, aunque nosotros estuvimos 2 horas y pudimos ver el castillo, la casa y la mayor parte de los jardines.

Blarney Castle, es un castillo construido sobre una roca y es famoso por tener la legendaria Blarney Stone, una piedra que, según la tradición, da el don de la elocuencia a quienes la besan. La piedra está en el último piso del castillo y para besarla, uno se tiene que estirar en el suelo de espaldas e inclinarse hacia atrás. Por suerte, un señor ayuda a los que quieren conseguir el don.

Día 5: Cork y Kinsale

La ciudad de Cork está construida sobre el agua, puesto que el centro se sitúa en una isla formada por dos brazos del río Lee. Antes muchas de sus calles eran canales en los cuales había muelles. Actualmente estos muelles no existen, pero todavía hay puentes como el Parliament Bridge.

La visita a Cork es rápida, de unas 2 o 3 horas como máximo. El punto más famoso de la ciudad es el English Market, un mercado de comida que tiene un puesto para comer en la parte de arriba. La arteria principal de la ciudad, la calle peatonal para ir de compras, es Oliver Plunkett St.. Finalmente, si cruzáis el río hacia la parte norte de la ciudad, llegaréis a la iglesia de St Anne’s Shandon (1722), sobre una ladera. Esta iglesia es famosa por sus campanas, a las que se puede subir para tocarlas. La veleta del campanario tiene forma de salmón.

Por la tarde, podéis dar un paseo por la agradable localidad de Kinsale, un pueblo a orillas de un puerto y rodeado de pequeñas islas llenas de verdes praderas. En el centro del pueblo, destaca el Main Street, de edificios coloridos, la iglesia de St Multose, y la plaza donde se encuentra el Old Market House, hoy en día palacio de justícia.

A 3 km al este de la localidad se encuentra Charles Fort, un fuerte en forma de estrella que se puede visitar. Nosotros no entramos, pero lo que sí que hicimos fue bajar por un camino a su izquierda para hacer una excursión corta, con muy buenas vistas, a orillas del mar, hasta un pequeño puerto para luego volver por el mismo camino.

Día 6: Ring of Kerry

Este es uno de los días en que hicimos más kilómetros en coche, por lo que se recomienda salir pronto para aprovecharlo al máximo. El anillo de Kerry es una de las excursiones más famosas de toda Irlanda. Se trata de una carretera que da una vuelta panorámica a la península de Iveragh. La carretera transcurre por montañas, zonas costeras, pueblos de pescadores… ¡y tiene, ni más ni menos, 180 km!

Además, si queréis ver paisajes todavía más increíbles, hay una extensión de unos 30 km más que recorre el Skellig Ring, desde donde podéis tener mejores vistas de las islas Skellig.

Este es uno de los puntos de Irlanda donde nos hubiéramos quedado una semana para descubrirlo al detalle, pero como sólo teníamos un día, tuvimos que seleccionar sólo algunos puntos para parar y ver.

Nosotros empezamos desde Killarney y recorrimos la costa norte de la península hacia el oeste. Evitamos parar en pueblos, ya que ya habíamos visto unos cuantos en los días previos y nos concentramos en disfrutar de los paisajes. Por ejemplo, paramos en una playa cerca de Glenbeigh y fuimos, en el Skellig Ring, a los acantilados de Portmagee, desde donde se veían las Skellig Islands, uno de los lugares donde se grabó la última película de Star Wars. Después paramos en la playa de Ballinskelligs y andamos hasta una iglesia en ruinas con un cementerio abandonado. Paramos también en Waterville, pueblo donde veraneaba Chaplin, para hacernos una foto con su estatua conmemorativa. Y ya por la costa sur hacia el oeste, nos dirigimos hacia Kenmare para subir hacia Moll’s Gap y poder ver los Lagos de Killarney pasando por Ladies View.

Cuando llegamos a Beaufort, lugar donde estábamos hospedados, no nos aguantabamos de pie (pero teníamos una sonrisa de oreja a oreja).

Día 7: Dingle Peninsula

Por suerte, los atractivos de esta península están más concentrados y el recorrido de este día fue mucho más tranquilo que el del día anterior.

Para descubrirlos, tenéis que llegar hasta el bonito pueblo de Dingle, famoso por el delfín Fungi, que vive en sus aguas desde 1983.

Desde Dingle, podéis ir por la costa sur de la península hacia el oeste y parar en el Fuerte de Dunbeg, un fuerte de la edad de hierro.

Más allá, en Dunmore Head, el extremo más occidental de Irlanda, tendréis unas buenas vista de las islas Basket.

Otra visita posible de la península es el Gallarus Oratory, una iglesia de piedra de época paleocristiana.

No os podéis ir de la zona sin conducir hasta Conor Pass, una carretera que pasa entre montañas desde la cual hay fantásticas vistas a ambos lados de la península.

Y si aún os queda tiempo ese día y estáis alojados cerca de Killarney, podéis volver a la zona de los Lagos de Killarney para conducir por la impresionante garganta de Dunloe, un desfiladero que recorre la parte oeste de los lagos.

Para seguir el recorrido, haz clic aquí

Anuncios

3 comentarios en “Dos semanas de ruta por Irlanda (Parte II: de Rock of Cashel a Dingle Peninsula)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s