Carretera en Lanzarote

Lanzarote: 7 planes para descubrir la isla

Paisajes salpicados de cráteres, pueblos con encanto, gastronomía, mar, deporte, compras… ¡todo esto en poco más de 800 km cuadrados!

En este post, os propongo descubrir la isla de Lanzarote, la más oriental del archipiélago canario, a partir de los siguientes 7 planes:

1. CONDUCIR POR CARRETERAS DE PAISAJES INCREÍBLES

De norte a sur y de este a oeste, numerosas carreteras recorren la isla, pero quizás son las de la costa oeste las que ofrecen los paisajes más espectaculares. Entre el mar y lo que antaño fueron cráteres en erupción (ahora montículos de distintos colores), encontraréis el Parque Nacional del Timanfaya.

Para visitar el parque, por motivos de conservación y seguridad, hay que unirse a un grupo y visitarlo en autobús, desde donde se explica la historia de la formación de la isla.

Otra carretera que merece la pena recorrer es la que une Arrieta con Órzola, en el noreste de la isla y que deja a un lado el Atlántico, y al otro, el escarpado Malpaís de la Corona.

2. PASEAR POR SUS PUEBLOS 

Yaiza, Haría o Teguise son, todos ellos, pueblos de interior repletos de casitas blancas, puertas de colores y atmósfera más bien tranquila. Haría, además, está situado en un entorno privilegiado, en un valle lleno de palmeras.

En la costa, Playa Blanca, antigua aldea de pescadores, es ahora un gran centro turístico, pero una visita a su paseo marítimo durante el atardecer es una de las actividades que no os podéis perder durante vuestra visita.

3. DESCUBRIR SU VARIEDAD DE PLAYAS

Las playas menos explotadas de la isla son las de Punta de Papagayo, al este de Playa Blanca, ya que se sitúan en la Reserva Natural de los Ajaches. Además, para acceder hasta ellas hay que conducir por un camino no asfaltado. Entre acantilados, encontraréis la Playa del Papagayo, desde la cual se pueden ver fantásticas puestas de sol.

En el oeste, destaca la Playa de Famara, una playa totalmente llana, también especial durante el atardecer, por sus colores cambiantes. Además esta playa es ideal para la práctica de surf y kitesurf.

Otro ejemplo de playa en la isla, totalmente diferente a las dos anteriores, es la Caleta del Mojón Blanco, en el este, de arena blanca pero con lagunas de roca negra volcánica.

Y para los que busquéis playas más clásicas, para ir con niños, siempre podéis ir a las playas de Costa Teguise, como la Playa de las Cucharas, de fácil acceso y resguardada del viento.

4. ADMIRAR OTRAS CURIOSIDADES NATURALES DE LA ISLA

El origen volcánico de la isla provoca que la isla esté repleta de accidentes y curiosidades naturales como la Cueva de los Verdes, un sistema de cuevas subterráneas por las que el visitante puede pasear a través de túneles estrechos. También se pueden ver los Jameos del Agua, un jardín con un lago subterráneo. 

No muy lejos, podéis visitar el Jardín de Cactus, en Guatiza. Aquí más de 7.000 cactus de más de 1.000 especies diferentes crecen en tierra volcánica.

En el oeste de la isla hay que ver Los Hervideros, punto donde el agua se cuela entre las rocas y sale disparada hacia arriba.

También en el oeste, se puede ver el Charco de los Clicos, en la zona de El Golfo. Se trata de un lago de agua verde al lado del mar que se formó por el choque entre el agua del océano y la lava.

5. DISFRUTAR DE LAS MEJORES VISTAS

Desde el mirador de Femés, uno de los pueblos del interior situado en las montañas de Ajaches, hay una espectacular vista hacia el sur, a parte de una impresionante iglesia revestida de yeso de color blanco.

En el norte, en el Mirador del Río, se puede ver la isla de La Graciosa.

6. DEGUSTAR LOS PRODUCTOS LOCALES

En El Golfo, después de visitar el Charco de los Clicos, es obligatorio quedarse a comer o a cenar en uno de los restaurantes que sirven pescado fresco del día, en el pueblecito de pescadores. Los restaurantes se encuentran frente al mar, y como en otros casos, es un buen lugar para disfrutar de la puesta de sol.

Otro producto típico de la isla es el vino que se produce en el Valle de la Geria. Se puede visitar alguna de las bodegas para ver el curioso sistema de plantación de los viñedos que los protege del viento y probar algún vino.

7. IR DE COMPRAS

El Arrecife es la ciudad principal de la isla. Dispone de un centro agradable para pasear y de una gran variedad de tiendas de ropa para ir de compras.

Recordad que en las islas canarias los productos no están gravados con IVA, del 21% en España peninsular, sino con el IGIC, que es del 7%. Por lo tanto, muchos productos de ropa y complementos son más baratos que en la península.

Si lo que os gusta son los productos en mercados y mercadillos, en Haría, los sábados, podéis visitar su mercado de artesanía y productos locales, entre los cuales se encuentra el encaje y la cestería.

En Teguise, los domingos están dedicados al mercadillo semanal, durante el cual se puede ver el pueblo en su máximo esplendor y carácter.

Consulta todos los lugares de este post en el siguiente mapa:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s